publicidad

jueves, 11 de octubre de 2012

TEMPLO DE LA VERACRUZ - CARBALLIÑO

TEMPLO DE LA VERACRUZ
CARBALLIÑO
ORENSE



     
     Basado en un proyecto del arquitecto Antonio Palacios Ramilo el 26 de Junio de 1943 se coloca la primera piedra y se empiezan las obras bajo la tutela del maestro cantero carballinés Adolfo Otero Landeiro, terminándose la rotonda en 1946, año en el que se empieza a construir el arco parabólico de los Doce Apóstoles, obra del maestro cantero Jesús Carballido. 


     En 1949 comienzan las obras de la torre, que se prolongarían, tras detenerse y reiniciarse de nuevo en 1956, hasta Julio del año siguiente, año en el que concluirían. Con la torre todavía sin acabar, se abre oficialmente el templo el 17 de Septiembre de 1952, festividad de San Cibrán, patrón de la ciudad.


     Construida en su totalidad con materiales de la comarca, en especial granito y pizarra, este templo representa la obra más grandiosa y representativa de la villa. El estilo, en su conjunto, es de difícil definición, pero se observa la influencia y trazos de todas estas formas de construcción: Pazos, Monasterio de Oseira, Melón), Catedrales, Iglesias, Castillos.


     La simbología
está presente en cada uno de los elementos del templo, y en conjunto, la Veracruz es todo un símbolo expresionista de la época.  
    
     
     La torre de 52 metros de altura, se eleva unida al cuerpo de la iglesiasobre el pórtico, en el eje de la fachada. Presenta en su culminación cubos perforados por galerías de arcos acabados por almenas. Aparace un gran vano acogido bajo un arco en cada un de sus frentes, lo cual junto con los inmensos contrafuertes le confiere un aspecto más diáfano.  

 
     La planta del templo es de una gran complejidad y originalidad, ya que incluye dos partes perfectamente diferenciadas: La zona principal, que presente una planta centrada en la cabezera con un ábside deambulatorio, y una segunda planta rectangular, que se corresponde con la nave. Se enlazan ambas a través de un pequeño acabado en un arco parabóolico en el que se encuentra la escultura de los Doce Apóstoles.  



     El elemento central del interior del templo es la rotonda llamada "do cruceiro".   



     La planta central se complementa en su cabezera con un ábside deambulatorio al estilo del monasterio de Oseira, monumento que Palacios conocía muy bién. En la parte inferior Palacios proyectó una cripta destinada a aquellas personas que contribuyesen de forma notable a la financiación de la obra, encontrándose allí enterrado el párroco Evaristo Vaamonde. 


     El sagrario está repujado en plata y alberga la reliquia de la Cruz traída de Tierra Santa. 



     Al fondo de la nave se encuentra un coro alto a modo de tribuna. La decoración de la cripta se proyectó en base a una cerámica con el tema de la Creación o del Juicio Final.



 
     Tras la muerte de Evaristo Vaamonde, el nuevo párroco, Francisco Iglesias, le dedica a su predecesor un busto que coloca en la plaza exterior del templo en 1963. 



     En 1967 se pone el altar mayor en la entrada del prebisterio y se hacen las esculturas de las capillas y de la sacristía y los relevos de los confesionarios. La mayor parte de estas esculturas y relevos son del compostelano Aldrey. 



   Más tarde se empiedra el entorno, para finalmente dotar el templo de iluminación artística exterior resaltando los elementos más significativos, en especial la torre. 


XOAN ARCO DA VELLA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si compras en Amazon desde los enlaces de este blog, tú compras al mismo precio de siempre y nosotros recibimos un porcentaje de la venta. Con ello nos ayudarás a mantener este blog y nos facilitarás aumentar el número de trabajos.

Gracias